Seiga Kaku

Volver a Symposium of Post-mysticism


ThGKSeiga
La ermitaña maligna que atraviesa paredes
Seiga Kaku

Habilidad: atravesar paredes.
Nivel de amenaza: alto.
Nivel de amistad con los humanos: muy alto (le encantan los humanos).
Principal lugar de actividad: Aldea de los humanos.


Una ermitaña que actúa con pensamientos malignos. Tiene una personalidad desagradable, solo preocupándose por su propio beneficio, sin importar qué les ocurra a la gente de su alrededor.
Los ermitaños con cientos de años son bastante comunes, pero el número de ermitaños que ha vivido más de miles de años está en declive. Es uno de estos poco frecuentes ermitaños.
La mayoría de estos ermitaños que han vivido tanto tiempo tienden a ascender a niveles superiores, como celestiales o espíritus divinos, por lo que es poco usual ver a alguien que todavía es uno. No puede volverse un celestial debido a su personalidad, pero eso no parece importarle.
Aunque llegó a Gensokyo junto a Toyosatomimi no Miko y Mononobe no Futo no parecen tener una gran camaradería. Si se interesa por algún humano o youkai, comenzará a seguirlo. Como en Gensokyo hay mucha gente fascinante, revolotea de un lado a otro día tras día.

Cincel traspasa-muros

Lleva el Cincel traspasa-muros como si fuese una horquilla. Este cincel puede abrir un agujero en cualquier muro de manera instantánea. Es más, tras un breve periodo de tiempo, el muro se restaura y el agujero desaparece sin dejar rastro.
La maestría de Seiga con esta herramienta le permite moverse libremente. Para ella, incluso un tesoro tras un sólido muro de piedra es como un trozo de tofu. Puede robar a placer.
El hecho de que no está interesada en objetos materiales podría ser nuestra única salvación.
Al parecer estar satisfecha con solo esta habilidad, no parece tener intención de entrenarse en ninguna otra arte ermitaña. Sin embargo, al menos, tiene poder suficiente para combatir a los mensajeros del Infierno (*1).

Jiang shi

Los jiang shi son youkai que son cadáveres reanimados. Carecen de alma y, en la mayoría de casos, son capaces de moverse sin pensar. Seiga utilizó un jiang shi para proteger el Gran mausoleo.
Existe una gran variedad de jiang shi. Aquellos que se mueven a través de remordimientos que los ligan a este mundo, aquellos que han sido maldecidos por taoístas para moverse tras la muerte, aquellos que a través de un gran poder continúan alborotando tras su muerte, y demás.
Lo común entre ellos es que si un humano es mordido por un jiang shi éste también se convierte en uno de ellos (*2). Podrían considerarse vampiros sin cerebro. Son youkai repugnantes.
Seiga ha creado uno de ese tipo. Lo controla con el amuleto pegado a su frente (*3). El haber creado uno de estos detestables youkai sin respetar los derechos humanos del cadáver que utilizó le ha ganado el título de ermitaña maligna.

Acercamiento

Poco después de seguir a un humano, pierde el interés y se va. Particularmente, es una ermitaña molesta.
No se preocupa por los demás, así que ten cuidado de no dejar que te manipule. Incluso si se acerca a ti con buenas intenciones, si te niegas a tener contacto con ella debería aburrirse e irse.
En cuando a traspasar muros, parece ser que hay algunos que puede traspasar y otros que no. Cuanto más duro sea un muro, más fácil le resultará atravesarlo, aunque evita muros blandos.
Debido a esto, sería una buena idea proteger tus objetos de valor en una jaula de caucho. Aunque eso quizás sería exagerar dado su falta de interés en objetos materiales.


(*1) Aunque, sinceramente, solo eso ya es terrorífico de por sí…
(*2) Si la herida no es mortal, el cambio es solo temporal pero, si lo es, serás un jiang shi para siempre.
(*3) En el amuleto está escrita una “lista de cosas para hacer”, algo que sigue obedientemente debido a su inconsciencia.


< Hina Kagiyama  Symposium of Post-mysticism  Yoshika Miyako >

1: Literalmente, “visitar un santuario durante la hora del buey” (entre la una y las tres de la madrugada). Es una

Anuncios