Informe Psíquico Kakashi: artículo de Iku

Volver a Symposium of Post-mysticism


ThGKKakashi3

Informe Espiritual Kakashi

Estación 126, quinto día de Minazuki (5 de julio de 2011)

La leyenda de los velos caza maridos.

Olvidados velos del cielo

Hay una leyenda muy conocida donde el velo de una doncella celestial, el cual había colgado de un árbol, fue robado por un humano mientras ella se bañaba. Ahora, sin oportunidad de volver al cielo, la doncella está forzada a vivir con ese humano1 .

Desde hace poco, estas doncellas celestiales han estado imitando esta leyenda, llamándose “Velos caza maridos”2.

Aunque el término “doncella celestial” indica cualquier cosa desde Tathagata hasta los humanos voladores, la vida de las doncellas celestiales de rango bajo no puede verse tan rica y algunas son incluso más pobres que los humanos, especialmente tras la formación de Gensokyo. Además, la jerarquía de la vida celestial parece ser muy severa, así que a no ser que seas un humilde que no desea casi nada, vas a sentirte muy limitado.

Estas doncellas pierden su velo cerca de la Aldea de los humanos apropósito para buscar un potencial compañero. Si se encaprichan del caballero que encuentra su velo, le dirán que no pueden volver al cielo así que insistirán en casarse con él. Si no lo hacen, simplemente recogen su velo. Sin embargo, ¿es este método aceptable?

Iku Nagae (mensajera del Palacio del dragón) tiene algo que decir sobre este asunto:

“¿Los velos caza maridos? Oh, sí, he oído que eso se ha vuelto popular entre las doncellas cursis. Sin embargo, estos velos son proporcionados por el Lord del Cielo, así que debemos escribir una carta de disculpa si los dañamos o perdemos. Para ser totalmente sincera, las únicas que participan en esta absurdez son aquellas estúpidas que no piensan en las consecuencias”.

Los humanos de la aldea también ven estos velos como algo muy sospechoso. Incluso el más anciano de la aldea advirtió seriamente que no se tocase ningún velo encontrado en el suelo.

La leyenda original termina con la doncella celestial encontrando el velo escondido y volviendo al cielo, dejando a su hijo y a su marido. Quizás las doncellas celestiales tienen interés en volver al cielo cuando se aburren de la vida en la superficie, pero eso simplemente sería cruel.

Sin embargo, he oído que rara vez estos velos aparecen a la venta en el bazar de los kappa o en tiendas de antigüedades bajo sospecha de vender objetos robados. Probablemente son algo que un coleccionista pasaría por alto. Si un humano vende el velo antes de que la doncella pueda llegar hasta él, sería el inteligente en esa situación.

(Hatate Himekaidou)


1: Esta es la leyenda de La princesa y el pastor, el origen de Tanabata.


< Periódico Bunbumaru 10 Symposium of Post-mysticism  Periódico Bunbumaru 11 >
Anuncios